Logotipoplataforma

Lilibeth Cuenca Rasmussen


Lilibeth Cuenca Rasmussen, una artista con residencia en Estocolmo, Suecia, ha creado cuatro esculturas reflectantes para su exposición Mobile Mirrors. Usando maniquíes masculinos y femeninos como punto de partida, ha cubierto por completo cada uno de ellos con fragmentos de espejos. En cierto modo, Lilibeth Cuenca Rasmussen ha creado bolas de discoteca de forma humana. Iluminados desde arriba, proyectan motas de luz sobre las paredes blancas de la Christian Larsen gallery.


Concebidas como un alegato sobre el consumismo, las obras de Lilibeth Cuenca Rasmussen juegan con la realidad. La gente a menudo se identifica con los maniquíes que ven en las tiendas, ella ha conseguido la situación inversa, los maniquies devuelven la imagen del observador. Ella lo explica así: "Las superficies reflectantes de los maniquíes nos hacen dirigir la mirada de nuevo hacia nosotros mismos, lo que nos obliga a tomar conciencia de nuestro propio cuerpo y hábitos de consumo". También muestra a las personas que son parte de un sistema más grande.

Más en esta categoría: « Urs Fischer Respirar - Mujer Espejo »
volver arriba